Télf: 91 561 62 55

Dislexia

Colegio para disléxicos en Madrid

La dislexia es uno de los trastornos del aprendizaje más comunes en los niños y niñas en edad escolar. Se caracteriza por la dificultad en el aprendizaje de la lectoescritura en niños y niñas cuyo coeficiente intelectual es normal y no aparecen problemas físicos, sensoriales, motores ni psicológicos que expliquen dichas dificultades. Aparece de forma inesperada y a una edad temprana, cuando el niño o la niña se inician en la lectoescritura. Su lectura y escritura son lentas y con errores frecuentes como:

  • omisiones de letras o silabas
  • sustituciones (leer una letra por otra)
  • inversiones (cambiar el orden de las letras o silabas)
  • adicciones (añadir letras o silabas)
  • escritura en espejo
  • escribir la misma palabra de distintas formas
  • unión y fragmentación de palabras
  • rectificaciones, repeticiones, vacilaciones y saltos de línea durante la lectura.

Debido a todos estos errores, también aparecen dificultades en la comprensión lectora

La causa se desconoce, aunque parece estar relacionada con factores genéticos y con problemas neurobiológicos.

Se basa en un déficit fonológico, presentando dificultades a la hora de asociar cada letra escrita con su correspondiente sonido. Suele asociarse a otros problemas o trastornos como la disgrafia (escritura defectuosa), discalculia (dificultades de aprendizaje en las matemáticas), disortografia (errores en la escritura de las palabras), trastorno del desarrollo de la coordinación (mala coordinación, torpeza, dificultad para coger el lápiz, recortar…), problemas de memoria, baja autoestima…

Los signos de la dislexia pueden variar a medida que el niño o la niña crecen, pero se trata de una dificultad que va a perdurar toda la vida. Es fundamental el diagnóstico precoz, que nos permita empezar lo antes posible con el tratamiento, que debe basarse en la práctica y la constancia, pero sin forzar al niño o la niña en exceso. Los niñas y niñas con este trastorno necesitan más tiempo, por lo que es fundamental practicar tareas basadas en la lectoescritura.

En general, aunque lleve asociadas ciertas limitaciones, este trastorno, si se detecta y trata precozmente, permite llevar una vida prácticamente normal.