CRECEMOS CONTIGO

10 años Colegio Nuevo Velázquez

Celebración del décimo aniversario del colegio Nuevo Velázquez

Celebración del décimo aniversario del colegio Nuevo Velázquez

El pasado viernes 27 de enero, la comunidad del Nuevo Velázquez disfrutó de un día único. Fue la fecha elegida para celebrar los actos centrales del décimo aniversario del colegio, que se conmemora este curso 2022-2023. Diez años académicos han pasado ya desde que el...

Aprendiendo

Aprendiendo

Mediados de septiembre del año 1992, viernes por la tarde, suena el teléfono, el fijo, el de pared, por aquella época aún no había móviles.

– ¿Javier Antolín?

– Sí, soy yo.

– Le llamo del colegio Velázquez, es por si estuviera interesado en realizar una entrevista de trabajo mañana, sábado, a las 10.

– Sí, por supuesto, allí estaré.

El sábado a las nueve y media ya estaba yo dando vueltas cerca de la calle Serrano, en la plaza de los delfines (República Argentina), frente al famoso restaurante Mayte Comodore.

El número 158, al que me dirigía, no tenía aspecto de colegio, era una casa grande del Viso, como tantas otras de la zona (más adelante entendí lo importante que fue para muchos alumnos ese aspecto de casa-hogar y no tanto de colegio).

Cuadro de una década

Cuadro de una década

He de reconocer que enfrentarme a un folio en blanco y que no sea para resolver ejercicios de Física y Química o Matemáticas, no es fácil para mí, pero la ocasión lo merece.
A la vuelta de vacaciones entré en la página web del colegio y me encontré con el logo del 10º Aniversario, alguna foto del nuevo edificio y muchos recuerdos vinieron a mi mente.

Un semillero de vocaciones

Un semillero de vocaciones

No hay en la literatura universal un personaje tan inicuo -o, al menos, que a mí me caiga tan mal- como don Pedro Polo, el autoritario profesor de El doctor Centeno. Para quien haya leído esta novela de Pérez Galdós, inolvidable es la imagen del odioso Polo, cuya disciplina escolar se acercaba al régimen penitenciario, atormentando a sus pobres catecúmenos.
Su método, por así llamarlo, consistía en verter en las molleras de sus alumnos un sinfín de reglas, fórmulas y datos, que allí quedaban indigeridas «sin dejar fluir las ideas propias, bien así como las piedras que obstruyen el conducto de una fuente». Y su principal víctima era el pequeño Felipe Centeno, al que motejaba de Doctor en gracia a lo infamante: «tan médico era él -nos dice el narrador- como pueda serlo una calabaza».

Recuerdos de una década en «El blog del Nuevo Velázquez»

Recuerdos de una década en «El blog del Nuevo Velázquez»

Nuestro querido blog inaugura el próximo lunes 17 de octubre una serie de artículos que repasarán los diez años de historia del colegio Nuevo Velázquez. Los encargados de guiarnos por este maravilloso recorrido serán cuatro de las voces más autorizadas para ello, por...

Celebración del décimo aniversario del colegio Nuevo Velázquez

Celebración del décimo aniversario del colegio Nuevo Velázquez

El pasado viernes 27 de enero, la comunidad del Nuevo Velázquez disfrutó de un día único. Fue la fecha elegida para celebrar los actos centrales del décimo aniversario del colegio, que se conmemora este curso 2022-2023. Diez años académicos han pasado ya desde que el...

Aprendiendo

Aprendiendo

Mediados de septiembre del año 1992, viernes por la tarde, suena el teléfono, el fijo, el de pared, por aquella época aún no había móviles.

– ¿Javier Antolín?

– Sí, soy yo.

– Le llamo del colegio Velázquez, es por si estuviera interesado en realizar una entrevista de trabajo mañana, sábado, a las 10.

– Sí, por supuesto, allí estaré.

El sábado a las nueve y media ya estaba yo dando vueltas cerca de la calle Serrano, en la plaza de los delfines (República Argentina), frente al famoso restaurante Mayte Comodore.

El número 158, al que me dirigía, no tenía aspecto de colegio, era una casa grande del Viso, como tantas otras de la zona (más adelante entendí lo importante que fue para muchos alumnos ese aspecto de casa-hogar y no tanto de colegio).

Cuadro de una década

Cuadro de una década

He de reconocer que enfrentarme a un folio en blanco y que no sea para resolver ejercicios de Física y Química o Matemáticas, no es fácil para mí, pero la ocasión lo merece.
A la vuelta de vacaciones entré en la página web del colegio y me encontré con el logo del 10º Aniversario, alguna foto del nuevo edificio y muchos recuerdos vinieron a mi mente.

Un semillero de vocaciones

Un semillero de vocaciones

No hay en la literatura universal un personaje tan inicuo -o, al menos, que a mí me caiga tan mal- como don Pedro Polo, el autoritario profesor de El doctor Centeno. Para quien haya leído esta novela de Pérez Galdós, inolvidable es la imagen del odioso Polo, cuya disciplina escolar se acercaba al régimen penitenciario, atormentando a sus pobres catecúmenos.
Su método, por así llamarlo, consistía en verter en las molleras de sus alumnos un sinfín de reglas, fórmulas y datos, que allí quedaban indigeridas «sin dejar fluir las ideas propias, bien así como las piedras que obstruyen el conducto de una fuente». Y su principal víctima era el pequeño Felipe Centeno, al que motejaba de Doctor en gracia a lo infamante: «tan médico era él -nos dice el narrador- como pueda serlo una calabaza».

Recuerdos de una década en «El blog del Nuevo Velázquez»

Recuerdos de una década en «El blog del Nuevo Velázquez»

Nuestro querido blog inaugura el próximo lunes 17 de octubre una serie de artículos que repasarán los diez años de historia del colegio Nuevo Velázquez. Los encargados de guiarnos por este maravilloso recorrido serán cuatro de las voces más autorizadas para ello, por...

Agenda

Equipaciones deportivas

10º Aniversario Colegio Nuevo Velázquez