El blog del Nuevo Velázquez

Los mandamientos del TDAH

Ene 24, 2022 | 18 Comentarios

Los siete mandamientos del TDAH
  1. No te cuelgues motes. Recuerda que no eres un o una TDAH. No te definas así ni dejes que otros lo hagan. Hay una máxima latina que reza nomen est omen: el nombre es el destino. No son las dificultades de aprendizaje lo que te definen. ¿Para qué vas a cargar con ese marbete? Decía Camba, entre bromas y veras, que Salmerón no habría llegado a presidente de la República de haberse llamado Salmerín.
  2. No te desalientes. Cuando era adolescente, Henry James representaba un constante motivo de preocupación para sus padres. Se pasaba el día embobado, se le iba el santo al cielo, perdía comba… Con el correr el tiempo se convertiría en el mejor escritor británico. Albert Einstein perdía los bolígrafos, traspapelaba los apuntes, se tropezaba… Sobra decir adónde terminaría llegando.
  3. Recuerda que la vida es un juego. Quien juega tiene adversarios, pero no enemigos, y libra combates, pero no guerras. La vida es juego, en efecto, pero el respeto a sus reglas es incontrovertible. No hay TDAH que valga para ir por la vida con el ceño fruncido. Busca la alegría. No es casualidad que esta palabra comparta raíz con ligereza. Hallarla es quitarse un peso de encima.
  4. Ármate de estoicismo. Hace unos años organizamos unas jornadas de sensibilización del TDAH. Llevaban por título «Las tres P. Prevención, protección y potencia”. Cuando enseñé el cartel a Javier Antolín, veterano profesor del Velázquez, se encogió de hombros, se rascó la coronilla y me miró de soslayo. Entonces me dijo algo que no he olvidado. «Falta la P más importante de todas: la paciencia«.
  5. Aguarda. Tus hijos están madurando. «Cuando tenía catorce años -escribió Mark Twain- mi padre era tan ignorante que yo no podía soportarlo; cuando cumplí los veintiuno, me pareció increíble lo mucho que mi padre había aprendido en siete años». La crianza es como la lanza de Aquiles: hiere y, andando el tiempo, sana. Te lo terminarán agradeciendo.
  6. No te conformes. Dice Shakespeare en Cuento de invierno: «ojalá no existiese el tiempo entre los dieciséis y los veintitrés años, pues no hay más que peleas, dolor e insultos». Se equivocaba. Por supuesto, la adolescencia puede ser muy dura. De su raíz etimológica (adolescere) deriva el verbo adolecer. Por eso los clásicos la consideraban la época del dolor. Ahora bien, ¿tan amargos son algunos licores que cabría apurarlos de un solo trago? La primera juventud de tus hijos no tiene por qué ser una travesía en el desierto.
  7. Mira a lo lejos. Algunas estrategias de aprendizaje sirven de banderín de enganche a muchos estudiantes, mientras que otras no son sino mojones que van jalonando esa carrera de obstáculos y de larga distancia que es la educación secundaria. Es un proceso que solo se hace visible al llegar a término. Acompáñales en el camino para que no se detengan.

Autor

Jorge Freire

Jorge Freire es filósofo y escritor. Escribe en The Objetive, El País y Letras Libres y colabora en TVE y RNE. Su último libro es Agitación. Sobre el mal de la impaciencia.

18 Comentarios

  1. Fuensanta

    Buenas, les felicito por esta aportación. A mi al menos me ha encantado, porque «descarga» algo de peso, da ideas y acompaña en esta tarea tan difícil pero tan importante y también por supuesto gratificante.

    Muchas gracias

    Responder
    • Colegio Nuevo Velázquez

      Muchas gracias por tu comentario, Fuensanta. Te invitamos a seguir leyendo «El blog del Nuevo Velázquez» cada quince días. ¡Un fuerte abrazo!

      Responder
  2. Blanca

    Qué alivio, la verdad, leer estas palabras me consuela. Los padres llevamos en soledad la penuria de la adolescencia de nuestros hijos y a veces pensamos cosas como «si hubiera sabido lo que me esperaba no hubiera tenido hijos», o «da igual lo que haga, seguro que me equivoco, prometo no volver a quejarme de lo mal que me educaron a mí», o «Dios mío por favor que se independicen ¡YA!» o «¿será verdad que me ve como un monstruo peludo?, ¿por qué no me saluda, ni se despide, ni da las gracias, ni pide por favor, ¿de verdad me ve como la peor madre que le podía haber tocado?. En fin, muchas gracias por poner blanco sobre negro la pura verdad.

    Responder
    • Colegio Nuevo Velázquez

      Como dice Jorge en el artículo, la adolescencia es un periodo complicado y el papel de las familias es fundamental. ¡Mucho ánimo y muchas gracias por tu comentario, Blanca! Te invitamos a leer nuevas reflexiones en «El blog del Nuevo Velázquez» cada dos semanas.

      Responder
    • Gonzalo Romo de la Rasilla

      Blanca eres una Madre espectacular !!

      Que complicada la adolescencia , llantos por rebeldía que el día de mañana serán llantos por lo que te dije Mamá o por lo que no te dije ( y ya no estás).

      Como le dijo Antonio Orozco a mi padre en una época en donde ni mi Padre … ni yo vislumbramos la luz al final de ese túnel que es la adolescencia , Antonio Orozco le dijo : “ El único método es CARIÑO y si no funciona … pues…. MÁS CARIÑO “ .

      Ese Método puede ser complejo de ejecutar en algunos momentos de desesperación aunque sin duda es el mas efectivo a corto y a largo plazo .

      Todo irá bien , estoy seguro de ello .

      Aquí tienes un joven amigo que aún a veces siente que aquella luz al final del túnel que un día junto a su padre no vislumbraban vuelve a desaparecer y al segundo vuelve … ya que esa luz nunca se fue tan solo había pestañeado .

      Un abrazo muy fuerte .

      Gonzalo Romo de la Rasilla

      si necesitas cualquier cosa , este es mi email : villafontana13@gmail.com

      Responder
      • Colegio Nuevo Velázquez

        Gran aportación, Gonzalo, muchísimas gracias. ¡Te esperamos, cada dos semanas, en «El blog del Nuevo Velázquez»!

        Responder
  3. Claudia

    Gracias por describir dulcemente como debemos tomarnos la ardua tarea de educar conscientemente y desde la empatía. Somos una comunidad que vamos sintiendo poco a poco que no estamos solos y que debemos informarnos y cultivar las herramientas para ayudar a nuestros hijos con TDHA

    Responder
    • Colegio Nuevo Velázquez

      En el colegio Nuevo Velázquez admiramos a las madres y padres que pelean cada día para dar lo mejor a sus hijos con TDAH. ¡Mucho ánimo y mil gracias por leernos!

      Responder
  4. Javier Antolín

    Como siempre, magnífica aportación Jorge y muchas gracias por tu mención.

    Responder
    • Colegio Nuevo Velázquez

      Pronto te leemos a ti, Javier, en «El blog del Nuevo Velázquez». ¡Fuerte abrazo!

      Responder
  5. Vanesa

    Hola, somos unos padres de Cáceres con un hijo adolescente y con TDAH diagnosticado hace seis meses, lo nuestro ha sido un periplo con nuestro hijo buscando respuestas y ayuda. Saber que existe un colegio donde trabajan para ayudar a estos niños me da esperanza que algún día el resto pueda aprender, hay mucha desinformación y los centros no están preparados y tampoco ayuda mucho. Leeros me alivia y me digo; lo estamos haciendo bien como padres. Aunque esto es muy lento y algunas veces desesperante la verdad.
    Un saludo

    Responder
    • Colegio Nuevo Velázquez

      Acompañar a un hijo diagnosticado de TDAH durante la adolescencia es un proceso maravilloso y muy reconfortante. Ya sabes donde estamos, Vanesa, en nuestra web puedes encontrar recursos que quizás te resulten útiles. ¡Mil gracias por leer y comentar el artículo!

      Responder
  6. Virginia

    Me ha encantado , muchísimas gracias!

    Responder
    • Colegio Nuevo Velázquez

      Nos hace muy felices que te haya gustado, Virginia. Recuerda que cada quince días se publicará un nuevo post en «El blog del Nuevo Velázquez». ¡Muchas gracias!

      Responder
  7. Pedro Raul González iglesias

    Es un texto muy alentador, que aporta tranquilidad y esperanza a quien le hace tanta falta. Muchas gracias de verdad.

    Responder
    • Colegio Nuevo Velázquez

      Gracias a ti por leerlo y comentarlo, Pedro Raúl.

      Responder
  8. Luisa

    Gracias por escribir reflexiones tan interesantes.

    Responder
    • Colegio Nuevo Velázquez

      ¡Gracias por leer y comentar los artículos del blog! Jorge escribe de maravilla y, además, conoce a la perfección las características de los adolescentes con TDAH.

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Reflexiones y soluciones – Colegio Nuevo Velázquez - […] en soluciones, la impulsividad, la importancia del diagnóstico, la medicación e incluso un artículo de este blog fueron los…
  2. ¡Gran éxito de la VIII Jornada de Sensibilización del TDAH! - […] segundo bloque de ponencias lo abrió el maestro Jorge Freire, que enumeró un decálogo para familias con adolescentes con…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCÓN DE DATOS
ResponsableDOCENTES UNIDOS S.COOP.MAD
FinalidadResponder a las consultas que realizan los usuarios.
LegitimaciónConsentimiento del interesado.
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
DerechosAcceder, rectificar y suprimir datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicionalPuede consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página web: colegiovelazquez.es